Błąd
  • JUser::_load: Nie można załadować danych użytkownika o ID: 155964


Iba con Marina, una antigua compaГ±era del colegio secundario.

Una tarde en casa levanté el teléfono y encontré que Ana estaba conversando con Marina; me sorprendí, porque estaban hablando del tamaño de verga que calzaba un tal James, alguien a quien yo no conocía. Imaginé que sería alguien del gimnasio…

Los celos comenzaron a rondarme por la cabeza y decidГ­ entonces que algГєn dГ­a irГ­a a buscarla a ese lugar. La primera oportunidad fue un viernes.
Llegué al gimnasio y vi a mi dulce Ana de espaldas, haciendo bicicleta. Su amiga Marina no se veía por ningún rincón. No había mucha gente en http://porno-webtv.com/stream/young-girl/ el lugar…
DecidГ­ quedarme fuera de su vista y ver quГ© ocurrГ­a.

Cerca de ella había un hombre negro enorme, de más de dos metros de altura, haciendo pesas. Ana lo miraba de reojo mientras seguía pedaleando en la bicicleta. De pronto ella desmontó y se acercó a conversar con él. Pude comprobar que, cada tanto, su mirada bajaba a mirar de reojo el tremendo bulto que calzaba ese negro entre las piernas, que era en verdad indisimulable…

El negro tenГ­a un dejo de acento inglГ©s, imaginГ© que serГ­a de alguna isla caribeГ±a.
Le habló a mi esposa sobre ciertos ejercicios que le convenían para tonificar los músculos de la cola y finalmente se atrevió a invitarla un café a la salida…
Mi fiel Ana le dijo que era casada y que la esperaba su marido en casa.

Pero antes de despedirse, le dijo que tal vez en otra ocasión podría aceptar…

Mientras ella iba a cambiarse, yo pegué la vuelta y regresé a casa; ya había visto suficiente… Ana llegó un rato después, sin comentar nada novedoso.

Esa noche mi mujercita se levantГі varias veces a tomar agua; la podГ­a porno-webtv.com notar nerviosa, tal vez ese negro no era su tipo, pero se notaba que el interГ©s de Г©l por ella la habГ­a excitado sobremanera.
Antes de que amaneciera no aguantó más la calentura y comenzó a tocarme…
MontГ© entre sus invitantes piernas abiertas y le enterrГ© mi verga dura; cogimos como locos hasta que amaneciГі y nos venciГі el cansancio.
Nunca había notado a Ana suntan caliente…

Al dГ­a siguiente me preguntГі si podГ­a ir a buscarla a la salida del gimnasio, pero le mentГ­ diciendo que volverГ­a mГЎs tarde de lo accustomed.
Naturalmente, a la hora de la salida, fui otra vez a ver quГ© sucedГ­a con el negro.
Esta vez le aceptГі la invitaciГіn a tomar una gaseosa en el bar del gimnasio.
Ella seguía mirándole el tremendo bulto al negro, ya sin disimulo…

Finalmente salieron y el negro ofreciГі llevarla a casa en su auto. Los fui siguiendo y vi que aparentemente no pasaba nada extraГ±o entre ellos, aunque veГ­a que Anita iba sentada muy cerca del negro.
LleguГ© unos minutos despuГ©s de ella, simulando estar muy cansado por mi trabajo en la oficina. EncontrГ© que Ana estaba encerrada en el baГ±o, utilizando por un buen rato el bidet. Seguramente se habГ­a mojado bien la concha estando suntan cerca del negro.

Esa noche vino a cenar Marina con su marido y en un momento ellas dos se fueron a conversar a la cocina. TratГ© de escuchar lo que decГ­an y me sorprendГ­ al escuchar que Ana http://porno-webtv.com/stream/bf-of-katrina-kaif-with-salman-khan/ le confesaba a su amiga que, mientras el tal James la traГ­a a casa en su auto, le habГ­a metido una mano por dentro de las calza.